Mitsuki, todo un ejemplo de erotismo y sensualidad