Los pretendientes de Roi creen que es un hombre "frío, prepotente y distante"