Sara llega al altar pero…