La marcha de Manu deja a Pedriño con un finalista forzoso: Ángel