Isidoro, a Alexandra: “A veces me haces unos gestos… me pones tío, a cien”