Gabi, castigado: tiene que colocar todas las hamacas