Jia confiesa, es virgen