Con un beso robado, Rebeca le quita el puesto a Natalia