Mientras Cristina se resiste… El resto actúa