¡Sorpresa musical! Jesús casi se queda tuerto y sordo