Raúl no puede con el pelo de Pepe: “La melena para un hombre, no”