Pepe piensa en Ronco por las mañanas, pero por las noches se besa con otros