La marcha de Tracy libra a Jesús del mal trago de despedir a una de sus chicas