Isidoro, a su madre: “Me faltó chica, van muy de santas”