Itziar conoce al gran amor de Jesús, pero se queda con las ganas de probar su chimenea