Una lista de deseos, un buen potaje y un mujeron: Fernando se viene arriba con sus pretendientas