A David le entran los calores: “Me he despistado un poquito y han empezado los tocamientos por todas partes”