¡Toma besazo! Jesús, a Andrea: “Me gusta verte llegar cada mañana, pero no me fío”