Sonia consigue derretir el corazón de hielo de Jaime