Sandra y David, una cita cultural y con pañuelo