Pepe, a Lomana: “Te necesito en mi vida”