Paula y Claudia, una candidata lenta y otra muy rápida