Jaime, a sus chicas: “No hay cosa que más que me ponga en el mundo que acariciar un musgo, esto es un pelo verde”