Por amor todo vale: ¡Fernando se atreve con el surf!