Diego, fotógrafo de la erupción más violenta del Merapi en 2010