'Los liquidadores' se ocuparon de minimizar el desastre de Chernóbil