Edwin sobrevivió al hacerse el muerto a una de las peores balaceras que se recuerdan