Tutankamón, a su hermana: “Cuando Egipto recupere la gloria, contemplarán tu ejecución”