Ankesenamón, a su hermano: “Serás el faraón que no gobernó para su pueblo”