Mercedes Milá: “Me voy con pena de Mongolia”