Pampliega y su equipo tiene que huir en plena entrevista con un traficante de coltán