David Bisbal canta a capella en pleno Katmandú para asombro de los nepalíes