Paz Padilla se rompe al ver a los bebés recién nacidos y los pocos recursos de un hospital