Juan Carlos, el único español en Svalbard