Fernando Tejero abandona una ceremonia etíope sobrepasado por la muchedumbre