A Edurne le temblaron las piernas tras una caminata interminable por Tanzania