¡Cómo enanos! Risto nada entre focas y hasta besa a Jesús Calleja de la emoción