La aventura por la nieve de Mercedes: "¡Qué feliz soy!"