Eneritz provoca el primer enfrentamiento