Los Suri, los Shiwiar y las familias, juntos