Un lacrimógeno consejo tribal en el porche para despedir a los Shiwiar