Los Shiwiar aprenden que “después de Dios, está El Fary”