Piscinas, tapas y el estadio Benito Villamarín: las tribus toman contacto con nuestro mundo