Los Shiwiar detestan el queso