Jota liga con un 'callo malayo'