Jota y Freire, la pareja de desconocidos