Chimo y Vane, los cuñados alicantinos