Jota y Freire consiguen el primer amuleto