La muerte y la religión están unidas