Curro y Sandra, el 'pedimiento'